3 agosto, 2018

Física

La Medicina Científica ha sufrido sin ningún género de duda un espectacular avance en los últimos 25 años. Mucho ha tenido que ver en el mismo, el desarrollo de los Medios de Imagen y la Tecnología. Hoy en día podemos diagnosticar multitud de procesos observando la anatomo-fisiología humana en una pantalla de un ordenador.
Estos avances diagnósticos, han llegado al terreno de la Cirugía, de tal modo que se somete al paciente a un proceso quirúrgico de alta perfección minimizando los efectos secundarios y el postoperatorio.
El tratamiento del Cáncer mediante Radioterapia igualmente ha conseguido actuar con alta precisión sobre el tumor reduciendo considerablemente el daño a los tejidos adyacentes.
La investigación en el terreno de la genética ha podido llegar a conocer el Genoma humano, así como las alteraciones cromosómicas que se producen en neoplasias y otro tipo de enfermedades.
Aquellos procesos humanos de etiología infecciosa, ambiental y carencial, resultan bien conocidos de modo que su tratamiento es altamente efectivo.
Sin embargo, las enfermedades degenerativas crónicas de tanta incidencia en la población se sufren con la ayuda de tratamientos paliativos quedando aún mucho por descubrir en la etiopatogenia humana.
Debemos tener en cuenta que el individuo consta de un cuerpo físico, y también de unas emociones, y una memoria. Por ello debe ser considerado en su entorno familiar, sociocultural, ambiental, en una comunidad, urbe, país en un planeta en un Cosmos en continuo movimiento.
Se hace por tanto necesario en la medicina del futuro, valorar al individuo de forma Holística de modo que se desarrolle una Medicina Integrativa que considere al paciente de forma global y ponga a su disposición todos los remedios posibles para el enfrentamiento de su enfermedad.

Dr. Julio Nieto Sanz/Médico Oncólogo 

Política de Privacidad

Aviso Legal Aviso de Cookies

© 2020 Asociación de Prevención Holística Advaita Luz & Jalón iMagen S.L. Marketing Digital