3 agosto, 2018

Energía

ENERGIA LIBRE Y SALUD

Relacionar la energía libre y la salud, se nos presenta a la luz en la ciencia oficial como una tarea bastante difícil. En primer lugar porque la ciencia oficial no reconoce la energía libre, pues en opinión de los científicos se violan algunos de  los principios de la termodinámica. En segundo lugar porque la salud, desde el punto de vista de la medicina oficial está vinculada a que el cuerpo se pueda defender de los enemigos exteriores como son los virus y las bacterias, y para ello aporta una gran gama de medicamentos que tratan las diversas enfermedades provocadas por estos organismos patógenos.
La Fundación Keshe,  aparece hace unos 10 años en el panorama científico, con unos postulados que rompen el frágil equilibrio de la ciencia actual, pues plantea soluciones integrales, y no se contenta con el enunciado de los mismos, sino que los lleva a la práctica y demuestra lo correcto de sus teorías.
Su fundador el Dr. Keshe, ingeniero nuclear y científico, hace una formulación integral sobre la energía, que explica  e integra, la fuerza de la gravedad, el magnetismo y el plasma como estado particular de la materia, lo que tiene implicaciones en  la fabricación y distribución de energía, depuración del medio ambiente, alimentación y tratamiento de las enfermedades.
Centrándonos en la aportación del Dr. Keshe a la salud, parte de la premisa de que el cuerpo es un sistema energético, en el que la salud depende del equilibrio y armonía de su conjunto, de la correcta trasmisión de información de los centros a los órganos y células y  postula que la enfermedad se produce por deficiencias en alguno de los dos elementos reseñados, explicando que en un cuerpo sano no es posible la enfermedad, pues el cuerpo cuenta con suficiente sistemas defensivos. En este sentido, la sutil corriente eléctrica que circula por nuestros nervios, es un tipo de energía eléctrica que podríamos denominar energía eléctrica fría, para distinguirla de la que conocemos o caliente, con unas propiedades similares en cuanto a aplicaciones, pero con importantes diferencias. La curación mediante su tecnología, implica un “reset” de nuestro cuerpo energético y físico, volviendo al estado anterior a la enfermedad.

Por otra parte, concibe un sistema de replicación de alimentos y eliminación de componentes dañinos en los actualmente existentes, que permitiría alimentar a la población mundial sin esfuerzo.Esta situación, como no podía por menos de suceder, choca frontalmente con nuestro sistema económico y político. Esto ha motivado que solo unos pocos países se planteen incorporar estas técnicas, que en mi opinión suponen una anticipación, en los que la humanidad actual está poco preparada. De ahí su interés en que estos desarrollos sean llevados a la practica por pequeños grupos dentro de los países,  obviando el interés económico, pues sus patentes son de libre uso a nivel mundial.

Lorenzo Pacheco Tabares/ Economista-Profesor-Investigador 

Política de Privacidad

Aviso Legal Aviso de Cookies

© 2020 Asociación de Prevención Holística Advaita Luz & Jalón iMagen S.L. Marketing Digital